Abonate a la newsletter de borders-collies

🐶 Guau! Bienvenid@, no te pierdas ninguno de nuestros articulos.

4 remedios naturales para acabar con la diarrea de tu Border Collie

4 remedios naturales para acabar con la diarrea de tu Border Collie

29 May 2017

Todo perro es susceptible de sufrir de diarrea en algún momento de su vida. Este contratiempo puede ser estresante y un poco lío tanto para él como para ti. Por eso te explicamos cómo acabar con la diarrea de tu Border Collie de forma fácil y de la manera más natural.

Cómo acabar con la diarrea de manera natural

En la mayoría de los casos la diarrea y el vómito son una manera natural que permite al cuerpo de limpiarse y rexpulsar toxinas. A veces en las heces de tu perro puede verse una pequeña cantidad de sangre o moco cuando las bacterias intestinales están fuera de equilibrio, lo que no es necesariamente causa de alarma. Sin embargo, si en algún momento tu perro está extremadamente letárgico, febril, hinchado, hay una gran cantidad de sangre en las heces o vomita consulta con tu veterinario de confianza tan pronto como sea posible.

Para aquellos perros que están teniendo una simple diarrea o vomitando te presentamos 4 remedios que pueden ayudar a tu Border Collie a ponerse bueno.

4 remedios naturales para la diarrea de tu perro

1. Ayuno: Un primer paso importante

La mayoría de los animales ayunan cuando estan malos del estomago. Si este no es el caso de tu Border Collie, es una buena idea dejar de alimentar a tu perro hasta que se ponga bueno. Con la mayoría de los perros Puedes comenzar con 6 a 12 horas de ayuno, en las que no le das ningún alimento ni agua. Si tu perro es muy pequeño y propenso a la hipoglucemia, debes darle pequeñas tiras de miel o jarabe de maíz cada hora, o según sea necesario, si lo ves débil.

Después del ayuno, si no hay más vómitos y la diarrea se ha detenido o disminuido, puedes dar pequeños sorbos de agua (unas cucharaditas en perros muy pequeños y hasta media taza en perros grandes) cada pocas horas. Asegúrate de usar agua filtrada o de botella. Después de seis horas de agua solamente, puedes empezar a darle un poco de caldo o pequeñas cantidades de comida. Aumenta gradualmente las cantidades de alimento durante los próximos cuatro días.

2. Comida sin sal: prevenir nuevos casos de diarrea en tu perro

Una vez que tu perro vuelve a comer alimentos, una dieta suave ayudará a prevenir nuevos casos de diarrea. Comenzar con sopa es una buena manera de suavizar la transición de tu perro a su dieta regular.

Otras dietas blandas incluyen: una mezcla de arroz blanco y carne baja en grasa en proporciones iguales (se puede agregar 1 a 2 cucharadas de yogur natural y boniato). O también una mezcla de arroz blanco cocido y queso cottage bajo en grasa.

3. Probióticos

Le ayudarán a repoblar el intestino con bacterias sanas. Además hay una creciente base de investigación que muestra que impulsan el sistema inmunológico en el tracto digestivo, así como en el resto del cuerpo. Los probióticos ayudan a mantener la barrera mucosal y a mejorar la reparación celular.

Los probióticos se pueden dar mientras que un perro está tomando antibióticos. Sólo tienes que asegúrarte de darlos en un momento diferente al antibiótico. También se pueden utilizar durante los momentos de estrés, como el destete, pruebas de agilidad o cuando se va de viaje.

4. Prebióticos

Los prebióticos son componentes alimentarios indigeribles que viajan sin digerir hasta el colon, donde fermentan y se convierten en ácidos grasos de cadena corta (SCFA). Los SCFA están involucrados en la inhibición del crecimiento de bacterias dañinas, actuando como una fuente de energía para las células del colon y preservando el equilibrio de electrolitos y fluidos, permitiendo así que el intestino se mueva correctamente. Cuando están presentes en los intestinos, los prebióticos pueden promover y apoyar una flora bacteriana digestiva saludable.

Se recomienda que los prebióticos se utilicen en combinación con probióticos para apoyar el crecimiento de las buenas bacterias del probiótico. Sin embargo, también pueden alimentar potencialmente las bacterias intestinales dañinas. Estas bacterias dañinas son a menudo la causa de la enfermedad digestiva - por lo que su uso puede ser controvertido.

Además del FOS (fructo-oligosacárido), la pulpa de remolacha es otro prebiótico bien conocido. Sin embargo, algunos perros no procesan siempre la pulpa de remolacha y pueden sufrir de hinchazón, náuseas y flatulencia.

Otros productos de soporte intestinal para prevenir la diarrea de tu perro

Ulmus rubra

El Ulmus rubra u Olmo resbaladizo es una gran hierba a considerar para tratar los trastornos digestivos.

Si lo compras en forma de cápsula, administra un cuarto de cápsula dos veces al día a tu perro si es pequeño, una media cápsula dos veces al día si tu perro es mediano, o una cápsula una o dos veces al día si tu perro es grande.

Si el Ulmus rubra está en forma de polvo, da un cuarto de cucharadita por cada 4,5 kilos de peso corporal.

Puedes mezclar el Olmo resbaladizo en polvo o cápsulas en los alimentos o en un poco de yogur para que tu perro lo tome más contento.

También puede preparar un jarabe de Ulmus rubra. Para ello, mezcla 1 cucharadita de polvo de Ulmus rubra en 1 taza de agua fría, llevalo a ebullición mientras revuelves, baja el fuego, revuelve y cocina a fuego lento durante 2-3 minutos. Retira del fuego, agrega 1 cucharada de miel y deja enfriar.

Para perros de menos de 11 kilos se aconseja dar entre 1 y 2 cucharadas, para perros de 11 a 22 kilos de 2 a 4 cucharadas, y a partir de los 22 kilos o más, dar entre un cuarto y media taza. Repite la toma 4 veces al día.

Una mezcla curativa para el tracto intestinal también se puede hacer usando partes iguales de polvo de Ulmus rubra, polvo de fructo-oligosacárido (FOS) y polvo de L-Glutamina. Se recomienda dar 1 cucharadita dos veces al día para perros pequeños, 2 cucharaditas dos veces al día para perros medianos y 3 cucharaditas dos veces al día para perros grandes.

La L-Glutamina es un aminoácido que cura las células intestinales. Si deseas dar a tu perro L-Glutamina da solo 500 mg por 11 kilos de peso corporal por día.

Diarrea de perros: Cuidados Adicionales

Si la enfermedad digestiva de tu perro es grave o persistente cuando vayas a tu veterinario este te puede sugerir hacer cirtas pruebas para descubrir el origen del problema. Estas pruebas pueden ser:

  • Exámenes fecales para descartar parásitos.
  • Analisis de sangre para descartar problemas de hígado, riñón, endocrino u otros.
  • Radiografías o ultrasonido abdominal para descartar objetos extraños, obstrucciones y cáncer.
  • Endoscopia para visualizar el estómago y la mucosa intestinal.

La mayoría de los casos, sin embargo, son autolimitantes, lo que quiere decir que su duración está restringida por su propio patrón de características, y que con un poco de ayuda de tu parte tu Border Collie puede volver a estar en forma muy rápido.

Si quieres descubrir más informacion sobre los cuidados del Border Collie es por aquí.

Si te han gustado estos trucos comparte este artículo con otros amantes de los Border Collie 😀

Puedes seguirnos en nuestra página de Facebook.

Estamos en contacto

— Sara de borders-collies.com